Martinelizando Polonia: guerras, leyendas, hielo y ciudades ave fénix

Cada vez son menos las ocasiones que tengo para pasarme por aquí, o cada vez es menor mi disponibilidad y mi memoria, pero no, el barbecho jamás es definitivo por estos humildes lares digitales. Éste no es uno de esos posts que tengo semi pensado o planteado, sino uno de los de viajes y esta vez (por primera en este año) es uno de placer y sin portátil. Hoy toca martinelizar Polonia, concretamente Cracovia y Varsovia, con la tremenda guinda de Auschwitz-Birkenau.

Leer más Martinelizando Polonia: guerras, leyendas, hielo y ciudades ave fénix

Martinelizando París: 35.000 pasos en un solo post

Lo de París y yo empezó hace muchos años, cuando una era un pequeño trasto al que no le importaba dormir en tiendas de campaña ni pasar horas en un coche recorriendo carreteras entre Valencia, París, Lion y Poitiers. Es un affaire de varios encuentros repartidos entre mi primera niñez y mi tercera, siendo cada uno de los cuales una cita distinta aunque hayan sido sobre el mismo suelo. París no es la ciudad del amor ni la cuidad más bonita del mundo, es la ciudad que nunca, nunca te cansas de ver.

Leer más Martinelizando París: 35.000 pasos en un solo post

Martinelizando New York: mis 10 días por territorio yankee

Para quienes no nacemos allí, y con una intensidad proporcional a la distancia de la que te encuentres de ella, Nueva York es un destino aspiracional y un sueño constante. La tele y el material gráfico (y conversacional) de quienes la pisan llega continuamente a nuestros ojos y crea expectativas alimentando ese sueño (y la inherente envidia). ¿Y qué pasa cuando ya entras mirando tan alto a la ciudad de la tortícolis del turista? Que ya no has de alzar más la mirada, que puede que incluso la tengas que bajar, y el impacto se amortigua.

Si eres la araña de Google o me has leído alguna vez, sabrás que aquí no vas a encontrar un post a lo Mi nube ni fotazas de panfletos turísticos (y si no, ahora ya lo sabes). Es mera experiencia y opinión (y de la subjetiva, ojo).Tras mucho tiempo sin vacaciones y sin viajar más allá de los 600 kilómetros en coche, llegó el momento de cumplir la promesa-sueño del «viaje de los 30» con los amigos: hemos tenido la suerte de pasar 10 días en Estados Unidos, concretamente en Nueva York y Washington. Coged asiento, o tomáoslo por etapas, porque allá va mi rodeo por territorio yankee.

Leer más Martinelizando New York: mis 10 días por territorio yankee

La ruta del oeste: la experiencia de una turista «única en su especie»

Advierto, es muy largo, pero son 10 días de viaje, con sus fotos, una reseña «objetiva» y una opinión más personal de cada sitio.

Se trata de atravesar España desde Valencia hasta Vigo, pasando por Ávila y Zamora, luego hacia el sur, recorriendo ciudades lusas para acabar en Mérida, y volver a Valencia por Ciudad Real.

Si os atreveis a leer, espero que os guste, y si lo acabais, me ganáis para siempre…
Leer más La ruta del oeste: la experiencia de una turista «única en su especie»