A ti, pijama, porque eres un maravilloso uniforme de trabajo

Soy una persona simple con todo lo que el concepto implica y eso hace que dé gracias por la existencia de ciertas cosas cotidianas de manera continua. Ejemplo de ello es el aire acondicionado, la pegatina que impide que las toallitas húmedas se sequen o el pijama. Y como hace un tiempo leí un artículo en el que se exponían motivos por los que no se debe trabajar con pijama (en casa, se entiende), yo voy a defender que sí; que el pijama es un gran invento y que es algo maravilloso, útil y en ocasiones precioso.

A usted, señor Mason Donovan (seguro que me lee, es el autor del libro ése odia-pijamas).

Leer más A ti, pijama, porque eres un maravilloso uniforme de trabajo